El  Thunderbird es un programa de correo electrónico de software libre. Me decanté en su día a usar este por una sencilla razón y es la convergencia entre los diferentes sistemas operativos (Linux, IOS, Windows). Con el tiempo usándolo reconozco que integrado con varios complementos que podemos ir implementando, logramos un cliente de correo completo, práctico y ágil. Ah! y con más de 50 idiomas.

La primera vez que lo arrancamos ya nos sale el asistente como la mayoría para configurar nuestra cuenta de correo.

Algunas características

  • Agregar a la libreta de direcciones en un solo clic, simplemente activando la estrella en el remitente.   de agregar agenda
  • Recordatorio de adjuntos, ¿cuántas veces nos olvidamos de adjuntar el archivo que deseamos enviar? Si detecta en la redacción del mail la palabra adjunto o tipo de archivo, nos recuerda si hemos adjuntado el archivo.
  • Pestañas, llevando la política de casi todos los programas, nos deja abrir varios mails o búsquedas en modo pestañas.
  • Búsquedas y filtrado rápido. Si escribimos algo en la búsqueda de arriba, nos busca en todas las carpetas, abriéndonos una nueva pestaña con el resultado de la búsqueda, dónde podremos aplicar más filtros si lo deseamos (personas que se incluye, a mi, de mí…) Mientras que si escribimos en la búsqueda (filtro) de abajo, nos ofrece cuatro campos dónde buscar (Remitente, Destinatarios, Asunto, Cuerpo) con un simple clic activamos o no dicho campo. Captura de pantalla 2016-03-31 a la(s) 15.18.47
  • Archivo de mensajes.
  • Administrador de actividad para ver que ha pasado, aunque hay que reconocer que es muy básico.

Por último comentar que después de todas estas funcionalidades podemos ir instalando un montón de complementos. Recordemos que cuanto más carguemos más le constará funcionar, así que instalar lo que necesitemos.

En otra entrada pondré algunos de los complementos que suelo usar.

 

 

Anuncios